Qué pasa si estoy de baja y me voy de vacaciones

Así sea que vayas de viaje o de vacaciones, este viaje no puede poner en riesgo tu restauración. Asimismo debe realizar las citas médicas que se piden tanto al Centro Nacional de la Seguridad Popular como a las mutuas.

La resolución de viajar o no es del médico, ya que es él quien conoce el estado del tolerante y quien puede saber qué ocupaciones son correctas o no. Si prosigue las sugerencias del médico, se apega a la buena fe contractual y asiste a las citas médicas, no posee por qué razón tener inconvenientes con la compañía.

¿Y si las vacaciones empezaran antes de gozar de las vacaciones?

Da igual. Asimismo está en su derecho a unas vacaciones antes acordadas. Da igual si el permiso se produjo al tiempo que las vacaciones o si es previo. De todas maneras, con una duración de 18 meses como límite para lograr aprovecharlo.

Esto no debería sorprendernos. Tengamos presente que las vacaciones son un derecho al reposo del trabajador y que no tienen la posibilidad de ser reducidas por las bajas por patología que ya están ni por la compensación económica de los días no apreciados (a menos que se haya extinguido la relación laboral). Las vacaciones son para lo que son, para el reposo de los trabajadores.

¿Y puedes irte de vacaciones si andas libre en ese instante?

Ciertamente, puedes viajar a lo largo de tu paro laboral. En España no hay ningún impedimento legal para viajar, si bien estés ausente del trabajo. Pero mudarse a otro país o localidad podría considerarse estafa, según la gravedad de su estado de salud. Lo primordial es que el viaje no interfiere con la restauración. Si la pérdida fue ocasionada por una condición de la parte de abajo de la espalda, un impulso puede ser amenazante para la restauración. En cambio, un usado que padece de ansiedad o agobio puede progresar su condición en el momento en que viaja. Asimismo puede suceder que la causa de una indisposición temporal para trabajar, como una fractura de hueso, le no permita trabajar, pero no viajar. En un caso así, sería preciso conseguir la autorización del médico o de la recíproca pertinente.

El permiso es obligación, pero no puede ser sustituido por una compensación económica. De entrada, es ilegal mudar los días de reposo por dinero o procurar acumularlos. No existe pacto o acuerdo viable entre el trabajador y el empleador, puesto que la oportunidad no está sosprechada en la ley, con lo que este no posee aptitud para negociarlo. Esto solo puede ocurrir si su contrato ha expirado. En un caso así, si no ha aprovechado su periodo de vacaciones, está en su derecho a una compensación económica. Este pago se daría en el finiquito, archivo firmado por las dos partes para terminar la relación laboral.

Dejé de trabajar en el transcurso de un año. ¿Y mis vacaciones?

En el caso de ausencias muy largas, lo habitual es que o se alarguen prácticamente todo el año y después no haya tiempo para tomar vacaciones, o se haya cambiado el año sin oportunidad de finalizar de gozar de las vacaciones del año que terminó.

Ejemplo: Mario cae de baja el día 1 de enero de 2021 y no recibe el alta hasta el día 31 de diciembre de 2021. A lo largo de todo ese año, pese a estar de baja, generó derecho a sus vacaciones Pero como no ha podido tomarlos por paro laboral, desde el 1 de enero de 2022 va a tener derecho a gozar de las vacaciones del año 2019. Y va a tener asimismo derecho a las vacaciones que corresponden por año 2022.

¿El trabajador debe cumplir algún requisito?

Sí, según el producto 172 de la Ley General de la Seguridad Popular, a fin de que la compañía logre pagarnos a lo largo del intérvalo de tiempo de incapacidad temporal derivada de patología común, es requisito tener cubierto un intérvalo de tiempo mínimo de cotización de 180 días a lo largo de los 5 años en el instante precedentes a la fecha de la baja por incapacidad.

Aquí te enseñamos con mucho más aspecto estos requisitos por si acaso tienes alguna duda.

Deja un comentario