Qué pasa cuando el kilometraje llega a su límite

Es un tema común charlar de que desde cierto kilometraje deberíamos comenzar a meditar en mudar de turismo, por el hecho de que es ya «viejo» o pues las cosas se marchan a comenzar a deteriorar con mucho más continuidad. En verdad, en Chile es muy habitual que la multitud busque un coche utilizado con menos de cien.000 km, en tanto que se estima que es menos posible que tenga una falla.

Pero debo decir que con prácticamente 20 años de experiencia comprando y vendiendo automóviles utilizados, donde verdaderamente debí verlo todo, pienso que eso es un enorme mito, puesto que un coche bien mantenido (voy a ser Eso lo podré concretar mucho más adelante), puede perdurar de manera fácil 400.000 o 500.000 km sin la necesidad de «abrir» el motor (charlamos entonces en el momento en que debemos llevar a cabo un ajuste esencial o cambio de elementos internos).

Con independencia de los km, verifica el estado de la motocicleta

Aparte de soliciar el informe de la DGT y revisar que los km que marca el cuentakilómetros de la motocicleta existen, tienes que conocer la motocicleta y revisar su estado y empleo. Para esto, es esencial que te hagas el mayor número de cuestiones probables sobre su cuidado, el género de empleo que se le dió a la motocicleta y entender las piezas que se cambiaron, si sufrió algún incidente, etcétera. Que no tienes ni solo una pregunta en el tintero.

En este sentido, va a ser esencial que prestes particular atención al estado del motor. Si no hay fugas de aceite aceptables o fisuras exteriores, es bien difícil entender de qué forma está andando el motor por la parte interior. Pero puedes revisarlo de otras formas.

¿Cuántos km debe recorrer un vehículo por año?

Se calcula que la media de km recorridos por año por un conductor es de 12 000. Entonces, para entender si un turismo tiene un kilometraje razonable, hay que multiplicar 12 000 por su edad en años. Aplicando este cálculo tenemos la posibilidad de decir que un vehículo de 5 años debería tener en torno a 60.000 millas. Si su podómetro está muy por arriba o bajo esa cantidad, eso habría de ser una señal de alarma para nosotros.

Para entender el estado de un vehículo según el kilometraje hay que tener en consideración otro aspecto fundamental como es el número de dueños que tuvo. Por servirnos de un ejemplo, si un automóvil tiene diez años y solo ha conducido 90,000 millas, se podría deducir que podría ser una ganga. No obstante, si tuvo 4 dueños a lo largo de ese tiempo, probablemente cuando menos entre los dueños no haya mantenido el vehículo apropiadamente.

¿Por qué razón se establece un kilometraje de forma anual?

El número de km recorridos es un aspecto del que es dependiente en buena medida la depreciación del vehículo. Por este motivo, en el contrato se establece el número de km a recorrer.

Los estudios han preciso que en el momento en que un turismo sale del concesionario pierde entre un 20 y un 30% de su valor, mucho más el diez% que perderá de año en año. Una manera de achicar esta pérdida de valor del automóvil es proteger su estado mecánico, con lo que la cuota incluye los gastos de cuidado precautorio.

¿Y si te olvidas?

El incumplimiento de las revisiones periódicas tiene la posibilidad de tener secuelas, no solo por pérdida de garantía, sino más bien asimismo por probables errores mecánicos que se logren generar que, en el menor de las situaciones, es qu queda «tirado» en la calle, y en el peor caso, ocasionar un incidente por una mala actuación de los sistemas que garantizan la seguridad en la circulación, como frenos gastados o neumáticos escurridizos por no reponerlos a tiempo.

Los controles de kilometraje normalmente no son castigos sino más bien precautorios, anticipándose a los daños a través de el examen de elementos importante y el cambio de líquidos que asisten a proteger la vida útil del motor. Estos controles están establecidos por el desarrollador en sus disposiciones técnicas para asegurar el acertado desempeño de la máquina.

Deja un comentario