Cómo justificar que vives en un sitio sin estar empadronado

En ocasiones, como afirmábamos, hay gente que se da de alta de manera fraudulenta en una vivienda. Esto tiende a ser para garantizar una plaza para sus hijos en un preciso instituto, o por una sucesión de virtudes fiscales.

Como es simple empadronarse en un concejo, aun de manera fraudulenta, ciertos ciudadanos se aprovechan de esto. Es por consiguiente una práctica punible pues no puedes estar empadronado en un espacio y vivir en otro. No obstante, la ley que lo contempla no se actualiza, hasta el punto de que todavía hay sanciones que se muestran en pesetas.

Estar empadronado en un espacio y residir en otro: de qué forma acreditarlo

La manera mucho más fácil de acreditar que vives en un preciso hogar es acreditar el censo de impositores.

Si bien en ciertos casos esto no es bastante, puesto que es viable estar registrado en un espacio y residir en otro. Caso de que los datos no se correspondan con el resto de datos otorgados, Hacienda no lo va a tomar como su residencia frecuente.

¿De qué manera puedo probar que esta es mi vivienda frecuente?

El padrón municipal no es la única forma de acreditar la vivienda recurrente, tienes otros medios reconocidos por la ley.

  • Contratos de otros servicios, como telefonía fija y también Internet.
  • Certificado emitido por el presidente de la red social de dueños.
  • Certificado de asistencia a asambleas vecinales por la parte del gestor.
  • Certificado del sitio de trabajo o escuela donde estudian los pequeños.
  • Certificado de la entidad financiera detallando que esta es la dirección para el envío de correo, etcétera.
  • Facturas de luz, gas, internet, teléfono, etcétera.

Censo electoral

Por su lado, el censo electoral es un registro de la población de 16 años o mucho más, que se emplea para saber quién está en su derecho a votar en cualquier decisión. El censo electoral se actualiza mensualmente basado en la información proporcionada por los municipios (padrón municipal), consulados y estado civil.

Por consiguiente, si llega el instante de votar en las selecciones locales de tu localidad de vivienda frecuente, por el momento no aparecerás en el censo y no vas a poder votar por quienes te administrarán, mientras que probablemente precisará votar por correo en las selecciones municipales en su rincón de vivienda ocasional. Lo mismo se va a aplicar a las selecciones autonómicas si sus localidades de vivienda frecuente y ocasional están en Comunidades Autónomas diferentes. En otras expresiones, se crea una distorsión «política», por de esta manera decirlo.

Documentos precisos para gestionar el certificado de registro

El primero de ellos es la prueba de identidad. Si aún no tienes permiso de vivienda, con el número NIE, es suficiente con un pasaporte en vigor de tu país de origen.

El segundo es un comprobante de residencia, esencialmente, el título de propiedad, o un contrato de arrendamiento, por servirnos de un ejemplo. Si no eres el dueño de tales contratos, precisarás una carta del dueño autorizando o certificando que verdaderamente vives allí.

Deja un comentario